Martes, 25 de junio de 2019

La Universidad Popular de Misiones no para de crecer: en lo que va del 2019 ya hubo 2500 egresados

Laura Traid se dedicó a la docencia hasta el 2015. Ese año el vicegobernador Oscar Herrera Ahuad le pidió que se hiciera cargo de la Universidad Popular de Misiones, que capacita en oficios en toda la provincia. Y entonces, como ella misma lo afirma, empezó una experiencia única. En 2015, la UPM tuvo 215 egresados. En 2016, 600. 800 en 2017. En 2018, la cifra llegó a 1800. Y en lo que va de 2019, suman 2500. Todo un éxito. 

El curso más requerido es el de panadería. Pero en total son 28 oficios, de los más variados.

En una entrevista con MAS Info en la Mañana, que se emite todos los días de 7 a 9 por la 92.9 de Posadas, contó los secretos de una institución que no para de crecer. 

“Somos poquitos, 8 el staff fijo, pero estamos en toda la provincia. Tenemos sedes fijas en Posadas,  Oberá, Eldorado y Andresito. Y dos trailers, uno que es una peluquería móvil, en el barrio Manantiales de Posadas, y el otro está en San Alberto, Puerto Rico”, detalló.

“La idea de la UPM es brindar cursos cortos en oficios, gratuitos. No tienen exigencia de terminalidad educativa para el ingreso. En Posadas, el 80% de los que capacitan terminó el secundario. En el interior, es al revés: 80% no lo terminó”,  reveló.

Traid indicó que “los cursos duran tres meses. Pero depende de la frecuencia semanal. En Posadas, asisten dos veces por semana. Las capacitaciones constan de 24 clases, pero nos adaptamos. Por ejemplo, en Andresito no sirve el formato de Posadas, sino la frecuencia diaria. Hasta en los horarios los pueblos son diferentes. Hay lugares donde a la siesta nadie asiste, pero en Eldorado, por ejemplo, es el momento del día que los participantes prefieren”.

Precisó que “hacemos una encuesta en las localidades para saber qué cursos desean hacer y en qué horario. Tenemos personas que ya han hecho cursos de seis oficios diferentes”.

Para la responsable de la Universidad Popular, “es inigualable la experiencia, la sensación que sienten las personas al aprender un oficio. Todos los cursos están pensados para quienes no tienen conocimiento previo de lo que van a aprender”.

Comentó que “inicialmente había muchos más hombres. Pero ahora se invirtió. Hay 55% de mujeres. Muchas de ellas se animan a oficios que antes sólo hacían varones, como carpintería, herrería o construcción”. 

Pero la UPM también tiene otro público: “Es tan loable la decisión de la persona que asiste a buscar una salida laboral como aquella que decide hacerlo para dedicarse tiempo a sí mismo haciendo algo que le gusta. Hay muchos jubilados, por ejemplo, que asisten a las capacitaciones”. 

Subrayó que la institución hace convenios con distintas instituciones. “Hay uno en particular, que hicimos con el IPLyC, para poner en marcha un programa que se llama Aprender y Emprender. Es una línea de crédito para los egresados de la UPM, exclusivamente. Sirve para acceder a su primer kit de trabajo. Con eso creemos que se cierra el círculo, porque ese egresado puede empezar a trabajar. Lo devuelve en 24 cuotas, con intereses irrisorios”, dijo emocionada. 

Cerrar el círculo, dar una herramienta, otorgar una oportunidad. Todo eso es la Universidad Popular, que está al alcance de cualquier misionero que decida capacitarse en un oficio.

Banner Carlos Anibal Monedutti. Abogado Banner Expreso Jet Banner Servando Menor SA