Lunes, 01 de julio de 2019

Gabriel Montiel: "Hoy estamos desarrollando una buena genética y la volcamos a nuestra producción ovina"

Gabriel Montiel es uno de los productores ovinos más importantes de Misiones. Este mes, cuatro de sus ejemplares competirán nada más ni nada menos que en la Expo Rural de Palermo. Pero el éxito de su genética no se dio de la noche a la mañana, sino fue el producto de un trabajo de una década. Precisamente del camino que lo llevó a la actualidad de su producción habló con el programa MAS Info en la Mañana, que se emite de lunes a viernes de 7 a 9 por la 92.9.

“Son 10 años de trabajo en el rubro. El tema fue empezar. Lo hicimos con animales de la zona y nos dimos cuenta de que teníamos que apostar a la genética. Entonces desarrollamos una cabaña. Cuando la fuimos a inscribir, nos encontramos con que era la única en la historia dedicada a la producción ovina. Esperemos contagiar a otros misioneros y que también lo hagan”, recordó con orgullo.

“Uno pensaba que abrir una cabaña le daba mayor valor agregado a lo que se producía. Pensamos que íbamos a tener un mercado más accesible. Pero nos encontramos que producto del desconocimiento no había interés en utilizar genética. Era más primario el tema. Nos orientamos hacia la carne primero y allí confirmamos el valor de la genética. Recuerdo que en las primeras pariciones nuestros corderos no pasaban de los dos kilos 800 gramos. A lo sumo, 3,100. Eran unas lauchas”, agregó.

“Empezamos a ver con el tiempo que ese peso al nacer era vida corta. O se morían ahí o llegaban a media vida”, evocó.

Entonces vino la apuesta a la genética. Y los resultados llegaron a los dos años: “Empezamos a tener corderos a la hora de nacido con 4,5 kilos, 5 y hasta 7 kilos. Ahí nos fuimos mucho de tamaño. Eso lo fuimos corrigiendo agrandando las madres”. 

“Seleccionamos y achicamos los carneros. Mantuvimos un nivel de entre 5,5 y 6 kilos. La vida se empezó a prolongar”, explicó.

Reconoció que “todas esas cosas las fuimos aprendiendo. Hoy estamos desarrollando una buena genética y la volcamos a nuestra producción, para seguir mejorando el pie de sangre del rodeo general. Esto nos permite tener un cordero de entre 22 y 24 kilos al destete a los 60 o 65 días, a campo natural. También eso nos ha mejorado la calidad de la madre”.

Según Montiel, “todo es una cadena que va mejorando, pero parte de la genética. Esto nos ha permitido llegar a Palermo y ya tenemos seleccionados cuatro animales. Ahora están en Santa Fe y entre el 15 y el 16 van a entrar a la Rural”.

“El fomento del desarrollo de la carne en un mercado que casi no existía nos llevó a abrir un restaurante en el campo, aprovechando las lindas vistas que da Misiones. La gente puede ir y degustar las distintas formas de comer la oveja, cordero, capón. Hoy se consume hamburguesa, chorizo, y hasta vendemos guiso envasado al vacío”, enumeró Montiel. Su estancia La Armonía, en Fachinal, causa furor por el menú que ofrece a los visitantes.

Además de la producción, la cabaña también tiene su faceta educativa. “Trabajamos mucho con la EFA de Fachinal, con estudiantes que hacen pasantías. Tratamos de inculcar en ellos el conocimiento que incorporamos en tantos años de trabajo”.

Montiel destacó el remate de ovino que se concretó los días 17 y 18 de mayo. Allí hubo precios récord y hasta faltó hacienda.

Banner Carlos Anibal Monedutti. Abogado Banner Expreso Jet Banner Servando Menor SA