Sábado, 27 de julio de 2019

Hospital de Juguetes: el lugar donde se deja alma, vida y corazón para darle alegría a los niños

 

El Hospital de Juguetes que funciona en Posadas tiene trabajo intenso todo el año. Pero en agosto, Mes de los Niños, se redobla la actividad. Su directora, Silvia Moreno, contó cómo es ese trabajo solidario que allí se realiza y dónde van a parar esas muñecas, autos, robots, teléfonos, peluches o bicis reparadas.  

“Nada se consigue sin alma, vida y corazón, no es solo arreglar un juguete, sino ponerle todo el ingenio, la creatividad y el amor”, sostuvo en una entrevista con el programa MAS Info en la Mañana, que se emite de lunes a viernes, de 7 a 9, por la 92.9. 

“La verdad que se viene un mes enloquecedor, los pedidos son tantos y de tal magnitud que no se hacen una idea. Llevo cuatro años trabajando en esto y el número de pedidos y de niños que tiene cada pedido es inmenso. Estoy sorprendida”, admitió Silvia.

Contó que “en general me llaman para hacer los pedidos. Necesitamos que el donante vea y sepa dónde van esos juguetes que entrega.  Y quien desea recibir  eleve una nota al Hospital detallando quién es la persona responsable, el lugar, la cantidad de chicos, sus números de documento, etc”.
“Nosotros sólo somos el puente de conexión entre la persona que donó y el chico que recibe el juguete. Estamos sobre la avenida Martín Fierro 3825, casi Tomás Guido”, precisó.

“El grupo nuestro repara, así que no siempre las condiciones de los juguetes son maravillosas. Tenemos un protocolo de lavado, vemos si puede ser arreglado o si lo desguazamos para armar otro juguete. Luego los embolsamos y las destinamos según edades y sexos para cuando nos las pidan”, explicó.
“Nos encanta trabajar para los chicos más necesitados, para escuelas, merenderos, comedores, iglesias, jardines de primera infancia. Trabajamos para chicos de un target de hasta 10 u 11 años”, señaló Silvia.

Ella detalló que “hay alrededor de diez voluntarias que colaboran, que van en el horario en el que pueden. Estas señoras trabajan con total compromiso, amor y responsabilidad. Pero faltan algunas manos masculinas, que son las que tienen fuerza, más noción mecánica, sobre todo cuando se trata de bicicletas, triciclos, monopatines”.

Silvia empezó hace cuatro años el Hospital para buscar alivia por la pérdida de una hija. Su iniciativa ya alcanzó otras provincias, como Corrientes y Formosa, también al Sur de Paraguay. Siempre con alma, vida y corazón.

Banner Carlos Anibal Monedutti. Abogado Banner Expreso Jet Banner Servando Menor SA