Domingo, 04 de agosto de 2019

Buscan que forestadores y aserraderos concreten la certificación de calidad para darle más valor agregado a su producción




La ingeniera Luciana Imbrogno es responsable de gestión técnica y operativa del programa de Sustentabilidad y Competitividad Forestal, de la Secretaría de Agroindustria de la Nación. Trabaja en conjunto con la Subsecretaría de Desarrollo Forestal del Ministerio del Agro, que es la unidad ejecutora de la iniciativa en la provincia. En los últimos años con el programa se tecnificaron las industrias y los viveros. Ahora, buscan que industriales y forestadores consigan la certificación de calidad, algo que les dará la posibilidad de posicionarse mejor en los mercados internacionales.

“Al programa lo financia el BID y lo ejecuta la Subsecretaría. Tiene distintos componentes. Hay algunos destinados a la mejora de la competitividad de las industrias, a la mejora de los viveros forestales. Para lograr esos objetivos se ha entregado una cantidad importante de aportes no reintegrables para que los aserraderos y viveros puedan comprar equipamientos. También se construyó la ampliación del Centro Tecnológico de Montecarlo y un vivero modelo en Dos de Mayo.  Esto lo hacemos desde 2014”, explicó en una entrevista con el programa radial MAS Info en la Mañana, que se emite por la 92.9 de Posadas. 

“El componente fuerte que estamos trabajando ahora es el de certificación forestal. El programa apoya al SERFOAR, que es el Sistema Argentino de Certificación Forestal y lo que se está promoviendo es que estos productores forestales y foresto-industriales se adhieran a estos programas de certificación para tomarlo como un agregado de valor”, agregó. 

Adelantó que “esta semana haremos un taller en Eldorado y una capacitación más formal en Posadas. Informamos a la gente del rubro para que pueda acceder al financiamiento que se les otorga para certificar. Está buena la opción que se les brinda a los interesados, porque no es fácil hacer la certificación de un aserradero o forestación”.

Precisó que “se les financia al técnico especialista para que les implemente el sistema de gestión, y también  la certificación. La primera auditoría es cara. Es un proceso largo de adecuación de las actividades de cada empresa a los requisitos de la norma. El tema no es sólo la plata, sino conocer el sistema, implementarlo y pasar la auditoría. Luego hay anualmente auditorías de seguimiento”.

“Son dos normas las que pueden certificar: gestión forestal sostenible (IRAM),  los propietarios de bosques nativos o implantados, y los aserraderos o industrias de transformación pueden certificar cadena de custodia, que es la trazabilidad del producto que sale certificado del bosque”, detalló Imbrogno.
Misiones tiene la ventaja de tener esa unidad ejecutora que es la Subsecretaría. Tenemos más de 300 proyectos presentados por el sector. De todo el país, es la provincia que más beneficios tuvo. Se tecnificaron las industrias y los viveros y el Centro Tecnológico de la Madera de Montecarlo fue ampliado con un área de área de remanufactura”.

Contó asimismo que “viveristas y pequeños productores se capacitaron en Dos de Mayo, en producción clonal, de sistemas de riesgos y de plantas nativas, por ejemplo. Y hay dos obras que están en marcha, el CTM de Aristóbulo del Valle y el espacio INN de Oberá, que será de diseño con madera, que dependerá de la Facultad de Artes de esa ciudad”.

Banner Carlos Anibal Monedutti. Abogado Banner Expreso Jet Banner Servando Menor SA