Domingo, 28 de junio de 2015

Guaraní perdió y quedó muy comprometido con el descenso

En lo que Pudo haber significado la peor demostración futbolística de la temporada (con seguridad de la era de la nueva dupla técnica), Guaraní perdió el partido y la condición de invicto en carácter de local por 2 a 0 frente a Gimnasia y Esgrima de Jujuy y, además, se ubicó en la última colocación en el promedio para descenso.

La visita demostró ser un equipo ordenado, con buena circulación del balón, especialmente en la primera etapa, frente a un franjeado que en todo el partido careció de peso ofensivo.

En la primera fracción solo Luciano Leguizamón luchó en soledad frente a la defensa adversaria, ya que Miguel Alba otro que figuraba en los papeles para ocupar ese lugar en la cancha, casi nunca se mostró en ofensiva y se limitó a buscar  el arco rival con su buena pegada de media distancia.

Cuando Leguizamón abandonó el campo (tuvo una tarea desgastante marcando en soledad la salida de los defensores jujeños) reemplazado por Mauro Gómez, Guaraní tuvo más posesión del balón, pero en ningún momento dio la sensación de poder vulnerar la sólida defensa adversaria, que absorbió con facilidad los desordenados ataques franjeados.

Si bien la visita tuvo por mayor tiempo la posesión del balón, le dio un trato prolijo, pero tampoco creó situaciones del gol hasta que salió de la cancha Tobías Albarracín que junto a Jossimar Mosquera y Lautaro Formica se habían mostrado firmes y nunca pudieron ser superados por los delanteros visitantes.

En los últimos 8 minutos llegaron los goles por medio de contragolpes, que le dio el triunfo al equipo que mostró mayor orden, pero tampoco generó peligro en la proporción en que tuvo el balón en sus pies.

 

Banner Expreso Jet
Logo Sixto Fariña

© 2009 - 2022. Posadas, Misiones. Argentina