Domingo, 18 de octubre de 2015

Guaraní desaprovechó un penal y quedó con un empate amargo

En un partido con final electrizante, de una emotividad pocas veces vista y una frustración final por lo que ocurrió en el último minuto, Guaraní y Patronato empataron 1 a 1 en un encuentro en el que se enfrentaban dos equipos con aspiraciones distintas. Uno por abandonar la zona roja, otro por el título de campeón del Nacional B y el ascenso a la categoría superior.
Rodrigo Bareiro anotó para La Franja y Matías Garrido empató para la visita, luego capturar un rebote tras un penal que atajó Federico Cosentino.
En el resumen del partido se puede decir que en la cancha no se observó la diferencia de 30 puntos (75 a 45) que tienen los entrerrianos sobre el equipo misionero.
Si bien el empate es justo, Guaraní estuvo a punto de ganarlo cuando en el minuto final Leguizamón extendió la pelota para la solitaria entrada de Sagarzazu, que eludió al arquero abriéndose hacia su derecha. Bértoli se arrojó a sus pies, Sagarzazu cayó. El árbitro entendió que hubo penal. El juez indicó que se ejecutaba la pena máxima y de inmediato finalizaba el partido. El disparo estuvo a cargo de Leguizamón ante la expectativa general. Silencio en el estadio. Si convertía, el local ganaba. Pero su disparo relativamente débil, casi al medio del arco, ligeramente a la derecha, a media altura fue detenido por el arquero y ante la desazón del público terminó el partido y con el empate y la victoria de Central Córdoba sobre Boca Unidos, Guaraní vuelve a estar en zona de descenso.

Banner Expreso Jet
Logo Sixto Fariña

© 2009 - 2022. Posadas, Misiones. Argentina